NUESTROS PUEBLOS
11 pueblos conforman el municipio de Palacios del Sil.
¡Ven a Conocerlos!

Su población actual es de 24 habitantes, aquí encontramos la casa solariega de los Peña, en torno a la cuál se ha ido construyendo el pueblo de Corbón y su ermita. Encontraremos típicos corredores orientados al medio día , que embellecen los edificios.

La fiesta mayor es la “Fiesta de la Flor”, que se celebra en Junio.

Su población actual es de 70 habitantes, está asentado en el fondo del valle a orillas del Río Sil, rodeado de peñas calizas.

Está dividido en tres barrios, que de oeste a este son: el Barrio de la Iglesia, el más antiguo, que se encuentra alrededor de su magnífica iglesia románica en ruinas, al lado del arroyo que baja de la Braña del Campo. En la carretera encontraremos el Barrio del Cuadro, con la nueva Iglesia de reciente construcción, que alterna con construcciones antiguas como el potro de herrar. Al lado de la fuente se encuentran otras ruina dignas de ser visitadas, como la lechería, que era de propiedad comunitaria. En ella, aprovechando la energía hidráulica se desnataba la leche al llegar de las brañas, es decir, se separaba la nata, que se empleaba para fabricar la mantequilla casera.

El último barrio, el de la Puerta. En él se encuentran las ruinas del puente de traza romana restaurado de forma funcional a base de cemento, que da acceso a la estación del ferrocarril y las brañas de la Xeita y la de Zarameo.

La fiesta mayor se celebra el día 13 de junio, San Antonio, sin perder importancia la fiesta de invierno que se celebra el día 3 de febrero, San Blas. 

Su población actual es de 59 habitantes, a la entrada del mismo pueblo encontraremos la primera construcción típica, el lavadero público. En él, resguardadas de la lluvia, nieve u otros elementos, las mujeres lavaban las ropas de la casa.

En su iglesia, resguardada en la falda de la montaña, encontraremos un pórtico de piedra que por su sencillez no deja de ser más interesante. En su interior, actualmente en proceso de reconstrucción, encontramos un retablo bien conservado y un artesonado interesante.

El pueblo está asentado en la confluencia de dos valles. Para el aficionado a la Geología, aquí tiene un fenómeno geológico interesante, la captura de un río. Se conserva perfectamente visible el cambio de rumbo del río de Matalavilla, que en un principio era afluente del río Valseco y hoy es del río Sil.

Sus fiestas se celebran el día 14 de septiembre, el Cristo, y el día 21 de noviembre, Nuestra Sra. de los Remedios.

Su población actual es de18 habitantes, este pueblo, que habitualmente se confunde con un barrio de Cuevas, tiene su propia administración, sin alcanzar la categoría de Entidad Local Menor.
El pueblo de Mataotero está muy vinculado a Tejedo del Sil, con el que compartía braña y derechos de aprovechamiento.

En él se conserva el abrevadero de los arrieros y carreteros, que era parada obligada para viajeros y bestias. En el recorrido por este pueblo encontraremos un molino en buenas condiciones.
La fiesta se celebra el día 24 de junio, San Juan.

Su población actual es de 46 habitantes, podemos escuchar las historias más variopintas que no dejan de ser interesantes. Descendientes de un conde, cárcel de una concubina del rey, y otras no menos curiosas.

Lo cierto es que su entorno natural deslumbra al visitante. La variedad de su flora, las rutas de senderismo que se pueden realizar en el día.

Un recorrido por el pueblo nos enseñará lugares de gran valor histórico. La dificultad para trabajar en este pueblo con medios mecánicos ha sido la principal causa de la despoblación y abandono de labores que eran el medio de subsistencia de sus habitantes.

Ha sido este pueblo cuna de emigrantes, especialmente a Argentina, de lo que queda constancia en la construcción de la Escuela, o el cementerio civil, único en el municipio y financiado por familias que vivían lejos de su tierra.

Sus fiestas se celebran el 26 de junio, San Pelayo, y el 11 de noviembre, San Martín.

Su población actual es de 236 habitantes, es el segundo pueblo de mayor número de habitantes del municipio.

Con calles estrechas que invitan a pasear sin prisa, admirando la mampostería de las construcciones, arcos de piedra que aún conservan algunos edificios.

La iglesia, restaurada, con un retablo de estilo barroco no decepciona. Continuaremos por la calle que bordea la parte alta del pueblo que nos llevará al molino, aún en uso.

En la parte alta del pueblo se encuentra un castaño centenario cuya circunferencia alcanza más de ocho metros.

Las fiestas se celebran el día 5 de agosto, la Virgen de la Nieves, y el día 9 de diciembre Santa Leocadia.

Su población actual es de 58 habitantes, En verano aprovechaban los pastos de gran calidad en las brañas, y en el invierno emigraban familias y ganados hacia Asturias, donde encontraban climas más benignos y pastos más abundantes, regresando todas las primaveras a sus lugares de origen.

Las primeras casas del pueblo reciben el nombre de la Portilla, aquí se encuentra la única fuente blasonada del municipio que deleitará al viajero con su fresca agua. Muy cerca tenemos una reliquia arquitectónica, es su iglesia, del más puro arte románico asturiano, restaurada.

Hay gran variedad de casas blasonadas y la pequeña Ermita de San Lorenzo, patrono del pueblo, que se encuentra a la entrada de una casa solariega con arco.

Este pueblo celebra dos fiestas de gran importancia, la del verano el día 10 de agosto, y la de otoño el día 8 de septiembre, la de Nuestra Señora.

Su población actual es de 439 habitantes, es la cabecera del municipio, aquí se encuentran las oficinas municipales y diferentes servicios tales como: consultorio médico, farmacia, , el Colegio Público Ribas del Sil, etc.

Se encuentra atravesado por la carretera Ponferrada – La Espina C-631, a la altura del Km. 48, y a 15 Km. de Villablino. Está rodeado por el río Sil y sus afluentes, el río Pedroso y el río Palacios.

En él podemos encontrar construcciones tradicionales: hórreos, molinos, cortines, entre otras…
Su iglesia de arte románico asturiana conserva sus arcos de piedra, así como la bóveda de cañón también de piedra.

Se conserva uno de los tres palacios con los que le dio nombre al pueblo, el del Marques del Pino, que es particular y por tanto está cerrado al público, desde el exterior se puede admirar su construcción, con sus propiedades valladas con pared de piedra a su alrededor.

El puente de traza romana, con sus tres ojos de piedra, que airoso cabalga sobre el río Sil y que da paso a los pueblos de Matalavilla, Valseco y Salientes. Lo cruzaremos y podremos llegar a la zona de recreo en el Revolvedero.
La Cabeza del Castro, asentamiento romano que está catalogado y en espera que expertos hagan una excavación ordenada. En él se podrán ver los restos de construcciones romanas o celtas cubiertas por la maleza. La otra visita será al Castro, núcleo de población asentado sobre un castro en el que podremos encontrar las construcciones típicas: hórreos, corredores, molinos, cortines etc.
Las fiestas de este pueblo son las de la Fátima (Patrona del municipio) el 18 de Mayo y San Roque 16 de Agosto.

Su población actual es de 20 habitantes, Es un pueblo muy vinculado a Susañe del Sil, pueblo por el que pasaba su abastecimiento al no tener otro acceso.

Aquí encontraremos paisajes maravillosos, osos, lobos, jabalíes, corzos y otras especies.

Su arquitectura estaba en consonancia con el paisaje y el medio de vida de sus habitantes, casas típicas de las que aún quedan algunas, aunque la gran mayoría se han adaptado a los nuevos tiempos.
El amante de la naturaleza encontrará en estos lugares rutas para hacer senderismo que le llevarán a descubrir lugares muy interesantes. Al mismo tiempo y con suma pericia podrán disfrutar de la presencia de animales salvajes inexistentes en otros lugares.

La fiesta se celebra el día 26 de junio, San Pelayo.

Su población actual es de 93 habitantes, Hasta el siglo XVI este pueblo estaba dividido en dos, Valseco y Campo o barrio Cimero. Debido a un alud de nieve parte del barrio de arriba había sido destruido, pasando las gentes a vivir en Valseco. Las ordenanzas antiguas aún hacen mención a este barrio, lo que demuestra que hasta el siglo XVIII siguieron viviendo en él.

La iglesia, como la mayoría, es de arte románico asturiano. Su retablo de arte barroco se conserva en buen estado, así como imágenes de madera policromada de buena talla y autor desconocido.

El río de aguas cristalinas invita al viajero a descansar en sus orillas, o en la zona de baño que conserva su estructura natural y merece la pena visitar.

Sus fiestas se celebran el 10 de agosto, San Lorenzo, y el 2 de febrero, la Virgen de las Candelas.

Su población actual es de 38 habitantes, se cree que este pueblo fue asentamiento de los campamentos romanos que explotaban el oro en los yacimientos de Urria, de los que aún se pueden ver las explotaciones a cielo abierto en la braña de Rabanal de Abajo y otros lugares de las cercanías. Lo prueba la cantidad de monedas de origen romano encontradas en el mismo.

La arquitectura popular, como el molino de uso comunitario, hórreos, y la casa de la Inquisición, en la que se encuentra el escudo en sus paredes y arcos de piedra bien conservados.
Este pueblo celebra una fiesta, San Vicente, el 21 de enero.

 
 
 
© 2013 Ayuntamiento de Palacios del Sil - All Rights Reserved Webdesign: Nekolab